La obra de Annie Leibovitz reunida en los 25 kilos que pesa el volumen de Taschen incluye el célebre último retrato de John Lennon en el abrazo con Yoko.

Cuando Benedikt Taschen le propuso a la más importante retratista en activo reunir sus imágenes en un libro de las dimensiones de SUMO, la fotógrafa vio en este proyecto una idea intrigante y todo un desafío. La idea tardó varios años en fructificar, un intervalo a la postre muy revelador. Leibovitz pasó revista a más de cuarenta años de carrera, desde el íntimo y visceral reportaje realizado para la revista Rolling Stone en la década de 1970 hasta los estilizados retratos con que ha colaborado con Vanity Fair y Vogue. Imágenes tan célebres como las de John y Yoko entrelazados en un último abrazo aparecen aquí junto a retratos pocas veces vistos anteriormente, cuando no inéditos. Leibovitz ha tenido la oportunidad de mostrar algunos de sus famosos retratos de grupo en un formato que prueba su absoluto dominio del género. Las suyas son fotografías a un tiempo íntimas e icónicas, con un amplísimo registro estilístico que es, además, inconfundible, intransferiblemente suyo. Muchos han imitado a Leibovitz, en especial fotógrafos más jóvenes. Pese a ello, su obra sigue resultando reconocible de inmediato.

La colección de Leibovitz arranca con una fotografía en blanco y negro del helicóptero de Richard Nixon despegando del jardín de la Casa Blanca después de que el presidente renunciase a su cargo en 1974 y culmina en el retrato formal a color de la reina Isabel II, obtenido en el palacio de Buckingham en 2007. Entre una y otro, retratos que constituyen un álbum de familia de nuestra era: actores, bailarines, humoristas, músicos, artistas, escritores, creadores, periodistas, atletas, empresarios… El poder y la interpretación son temas recurrentes. El cuaderno que acompaña al libro incluye textos de la propia Annie Leibovitz, Graydon Carter, Paul Roth y Hans Ulrich Obrist, así como breves textos en los que se describe a los modelos de las más de 250 fotografías.

En diciembre de 1980, a Annie Leibovitz le fue asignada una fotografía de John Lennon y Yoko Ono. Era jefa de fotografía de la revista Rolling Stone. Inicialmente intentó fotografiar a John solo pero él insistió en que Yoko estuviera en la portada. Inspirada en la tapa del álbum Double Fantasy, Annie trató de recrear algo parecido. Para el retrato de los amantes se imaginó que los dos podían posar juntos y desnudos.

Yoko estaba reacia a quitarse la ropa. Ella aceptó que podría quitarse el bra pero no los pantalones. Decepcionada, Annie le pidió que se dejara todo.  Desnudo, John se acurrucó al lado y se envolvió alrededor de una Yoko completamente vestida. Annie utilizó una cámara instantánea para registrar el momento. Al instante los tres supieron que se trataba de una imagen profunda. John y Yoko comentaron a Annie, "Capturaste nuestra relación exactamente."

Tristemente, unas horas después John fue asesinado frente a su apartamento. La fotografía estuvo en la portada de la revista Rolling Stone en enero de 1981 para conmemorar al ex Beatle. En 2005 fue votada por la Sociedad Americana de Editores de Revistas como la mejor portada  de los últimos 40 años.

Lennon Annie Leibovitz

annie-leibovitz-fotografía de Lennon y Yoko

El gran libro de Annie Leibovitz - Sumo (1)El gran libro de Annie Leibovitz - Sumo (3)
El gran libro de Annie Leibovitz - Sumo (5)
Más:Taschen.

 

Publicaciones relacionadas:

, ,