Cuando el cóndor monta al toro, documental ‘Yawar Fiesta: La visita de un dios alado’

El primer registro que se tiene en Perú es una celebración en Cusco del siglo XVIII. Antes era llamada "Turupucllay" que significa “Juego del Toro” en quechua. Desde 1941, se conoce como "Yawar Fiesta" (fiesta de sangre) por la novela del mismo nombre del escritor José María Arguedas. En el clímax del festival, un cóndor es atado a la espalda de un toro que sale al ruedo y es provocado por los lugareños.

Su origen se remonta al imperio Inca aunque se debe considerar que fue en 1528 cuando Francisco Pizarro trajo la tauromaquia desde España. Al terminar la fiesta el cóndor es liberado con una ceremonia en agradecimiento, entonces regresa a su hábitat.

De acuerdo al Plan Nacional de Conservación del Cóndor Andino, publicado en mayo de este año, se estima que existe una población menor a 2500 cóndores. Grupos ambientalistas sostienen que entre 10% y 20% mueren en la pelea.

El diario The Guardian escribe sobre el ritual:

Con las alas de un ángel y los cuernos de un demonio, la tonelada de vida que carga en la plaza de toros al principio asemeja a una extraña bestia mitológica.

Resoplando y levantando polvo, el híbrido - un toro furioso con un cóndor amarrado a su espalda – despierta admiración en la multitud que explota en la arena cuando intenta repetidamente embestir al matador. Cuanto más cerca la bestia enfurecida a un contacto letal, más fuertes son los gritos: "¡Olé!".

La fiesta representa el triunfo de la cultura indígena sobre la influencia colonial. El ave andina que monta el símbolo de la virilidad española es liberada, si ésta no sobrevive al festejo que dura una semana, se considera de mal augurio.

Por el tema de la conservación de la especie, la tradición se encuentra en el debate. El cóndor también enfrenta el tráfico de sus plumas y huesos, y aunque es carroñera, algunos pobladores envenenan al ave para proteger su ganado. En el otro lado, el Yawar Fiesta da identidad.

Documental Yawar Fiesta La visita de un dios alado (3)

Recientemente, hace apenas unos días, el equipo de trabajo formado por Oscar Durand, Elie Gardner y Cecilia Larrabure, hicieron público el tráiler de su documental “Yawar Fiesta: La visita de un dios alado”.

Aunque con trayectoria anterior en periodismo, la pareja de esposos Durand-Gardner empezaron a trabajar juntos en el 2011 en Lima, Perú. Sus producciones circulan a través de Inti Media, también son fundadores de la comunidad en Instagram Everyday Latin America. Ahora están instalados en Estambul, Turquía.

Larrabure es fotoperiodista multimedia, con base en Lima, Perú. Dirige OJO Derecho, un estudio de fotografía y producción multimedia desde junio de 2012. Antes trabajó en México como editora fotográfica para América Latina y el Caribe de la agencia  The Associated Press.

Gracias a las facilidades que ofrecen las redes, tuvimos oportunidad de conversar con Durand, quien amplió la información sobre la naturaleza y avances del documental que desarrollan en poblaciones andinas.

***

¿En qué consiste la celebración?

Durante las festividades del día de la independencia del Perú (28 de julio) algunos pueblos de los andes del sur llevan a cabo corridas de toro con cóndor, o Yawar Fiesta. Se dice que el cóndor simboliza a la raza inca y el toro simboliza a los españoles y que la tradición es una manera de protestar contra la conquista española.

El cóndor es capturado semanas antes y mantenido en cautivero hasta el Yawar Fiesta. La corrida con el toro y el cóndor es el momento cumbre de la fiesta. El cóndor es amarrado encima del toro y ambos son soltados en el ruedo del pueblo por unos minutos. Dos días después de la corrida el cóndor es liberado en una ceremonia muy significativa para los pobladores.

¿Puedes explicar brevemente el documental?

El documental está siendo trabajado por tres personas. Elie Gardner (que es mi esposa), Cecilia Larrabure y yo. Los tres somos periodistas y trabajamos en fotografía y video. Cecilia durante muchos años ha ido a Coyllurqui, uno de los pueblos donde se lleva a cabo la tradición, para trabajar en un proyecto fotográfico sobre la tradición. Paralelamente surgió la idea de hacer un documental. Es ahí que los tres nos asociamos y unimos nuestros esfuerzos para realizarlo.

Con el documental le estamos dando una mirada a la tradición desde dos perspectivas. Por un lado tenemos la responsabilidad de proteger especies que se encuentren amenazadas (en el Perú el cóndor está dentro de la lista de especies amenazadas desde el 2004) y por otro la importancia de preservar y respetar las tradiciones culturales de una nación. ¿Cómo podemos decidir cuál es más importante y cuál debe tener preferencia? Para el documental hemos conversado con muchas personas que comparten sus perspectivas y juntos tratamos de encontrar respuestas. Queremos que nuestro documental genere conversación no solamente sobre el Yawar Fiesta, sino sobre otras tradiciones que también pueden ser controversiales.

¿Qué piensas en relación a la tradición contra el cuidado del cóndor?

Durante la tradición el cóndor está en un lugar al que no pertenece. Normalmente un cóndor está volando en las alturas y no en cautiverio y mucho menos montado en el lomo de un toro. A veces, sin duda, el cóndor se ve estresado.

Otra cosa para considerar es que en los pueblos donde se realiza la tradición existe mucho respeto por el cóndor. Además de representar a la raza indígena peruana, representa también a los Apus, los dioses de las montañas. Hay una creencia muy arraigada de que si algo malo le pasa al cóndor durante la tradición, va a ser un año muy malo para los cuidadores y el pueblo.

¿Qué tanto daño se le está haciendo al cóndor durante la tradición? Es algo que investigadores y científicos responderán en el documental.

Si tiene uno en particular ¿cuál es el eje en el trabajo?

Existen dos perspectivas sobre esta tradición y ambas comparten un amor y respeto muy profundo por el cóndor.  Por un lado la tesis conservacionista quiere que la tradición desaparezca. Y en el otro lado un pueblo quiere continuar una tradición de muchísima importancia para ellos.  Queremos generar conversación sobre el Yawar Fiesta y buscar puntos en común para que los protagonistas de esta historia puedan finalmente encontrar una solución. Todos queremos honrar y proteger al cóndor. Tenemos que encontrar la mejor manera de hacerlo.

¿Cuál es tu motivación?

Como grupo creemos que es importante hablar de una tradición que si bien es muy conocida en el Perú, es incomprendida. Cuando a veces le cuento a gente que estoy trabajando en un documental sobre el Yawar Fiesta un comentario muy común que recibo es “No me gusta el Yawar Fiesta porque en esa tradición se enfrentan un toro y un cóndor”. Y si bien la corrida es parte, hay mucho más que debemos conocer antes de poder tener una opinión sobre ella.

Queremos motivar a las personas a que hagan preguntas y se informen más antes de tomar una postura. Creemos que es posible trabajar con personas que piensan diferente a nosotros.  El mundo no es en blanco y negro. Si entendemos esto estaremos mucho más abiertos a entender culturas que son diferentes a las nuestras.

¿Cómo ha sido el proceso? ¿En qué etapa se encuentra?

Venimos trabajando juntos por casi dos años. Ha sido un proceso largo pero que lo estamos haciendo con mucho cariño. Para lograr financiar la filmación el año pasado realizamos una campaña en Kickstarter que logramos llevar a cabo con éxito. Recientemente estrenamos el trailer y ahora estamos trabajando en la edición. Paralelamente estamos trabajando en asegurar los fondos necesarios para cubrir todos los costos de post-producción.

Estamos convencido de que esta es una historia muy importante que merece ser contada. Esta es la historia de la tradición del Yawar Fiesta pero también tiene un mensaje más universal sobre respeto mutuo y la búsqueda de soluciones en común.

En lo que muestra el tráiler, la cosmovisión se mezcla en la celebración ¿qué has sentido cuando estás haciendo el trabajo?

Personalmente ha sido un honor poder presenciar una tradición tan de cerca. No necesariamente estoy a favor o en contra de todo lo que he visto pero el simple hecho de presenciarlo es algo que considero un privilegio.

También eres co-fundador en Everyday Latin America ¿hay algún rasgo común en ambos proyectos?

Creo que lo más importante es que ambos proyectos buscan presentar a nuestra audiencia algo que no conocían antes. En Everyday Latin America queremos mostrar la vida cotidiana de la gente de nuestro continente. Queremos mostrar que somos mucho más que los estereotipos que existen en los medios.

En el caso del documental queremos que el público conozca la perspectiva conservacionista y también la de los pobladores que celebran esta tradición. Queremos que la gente sepa que el Yawar Fiesta no es una tradición donde “se enfrentan un toro y un cóndor”. La tradición es mucho más compleja y creemos que si logramos entendernos más los unos a los otros – en lugar de imponer nuestros pensamientos los unos a los otros – vamos a poder alcanzar nuestro objetivo común, que es proteger y honrar al cóndor.

 

 

Fotos: Cecilia Larrabure.

Con información de El País, The Guardian y The Phoblographer.

Publicaciones relacionadas:

, , ,