El efecto de la alquimia electoral en la agenda de noticias y la migración

El 6 de junio de 2014, el diario Breitbart Texas dio a conocer la filtración de una serie de fotos que mostraban las condiciones en las que menores migrantes no acompañados eran puestos bajo resguardo en las instalaciones de la patrulla fronteriza de Estados Unidos. Con las imágenes que mostraban el hacinamiento y abandono de los menores en custodia, pareció desatarse una campaña en la prensa internacional; en los días siguientes a la filtración, el caso rápidamente ya estaba en todos los medios importantes alrededor del mundo. También inmediatamente se implementaron entre los países involucrados (Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador y Honduras) acciones de atención al problema.

En realidad la estrategia incentivada desde EUA fue endurecer los controles migratorios a través de México y de los países expulsores así como aislar de los medios informativos la cobertura del tema.

Hay una coincidencia muy llamativa: al mismo tiempo que se anunció desde Breitbart Texas la crisis humanitaria durante la discusión previa al proceso electoral estadounidense, la migración a través de México dejó de ser un tema destacado en la cobertura informativa de diarios nacionales e internacionales.

En su lugar, en el transcurso de un año se fue posicionando la migración de África a Europa en la agenda de medios. Con los naufragios de Lampedusa al sur de Italia y el Estrecho de Gibraltar así como el paso por Ceuta y Melilla, aquel sector sustituyó a éste en las noticias. Como si se describiera un ciclo completo, la atención al tema migratorio en Europa fue en ascenso hasta que se registró el ahogamiento del niño Aylan Kurdi (septiembre, 2015), los atentados terroristas en París (noviembre, 2015) y la posterior intervención militar en Siria (noviembre, 2015). Luego de estos eventos, Breitbart Texas fue nuevamente el vocero para una filtración oportuna y sensacionalista que aunque no tuvo un efecto mediático que la relacionada con la migración de menores no acompañados, marcó el paulatino regreso a las noticias de la migración en esta parte del mundo.

***

En octubre del 2013 se registró el que había sido hasta aquella fecha el mayor naufragio de migrantes en Lampedusa con 366 víctimas; el Papa Francisco se pronunció y refirió a la tragedia como una vergüenza. Posteriormente, en febrero de 2014, John Stanmeyer obtuvo el World Press Photo con su imagen de migrantes buscando señal de teléfono en las costas de Somalia.

Cuando en junio de ese mismo año ocurre la filtración de Breitbart Texas, la atención brindada por la prensa es amplia alrededor del mundo. Más que cobertura se reprodujo como campaña viral; y la velocidad con la que los diplomáticos resolvieron la llamada crisis de los menores migrantes también fue impresionante.

Si el 6 de junio se filtraron las imágenes del hacinamiento de menores de edad en jaulas de la patrulla fronteriza estadounidense, el 20 de ese mes el vicepresidente Joe Biden ya se estaba reuniendo con altos funcionarios de El Salvador, Guatemala y Honduras y anunciaba apoyos por 250 millones de dólares para asistir en las repatriaciones además de anunciar que se acelerarían los casos en las cortes para deportar más personas y más rápido.  A su vez, el mismo 20 de junio el presidente de Honduras convocó a una reunión a la que asistirían representantes de la ONU y la Cruz Roja Internacional. A finales de junio, el día 29, la primera dama y el embajador de Honduras visitaban las instalaciones de la patrulla fronteriza en McAllen, Texas. El 7 de julio (un mes después de la filtración), en México se anunciaba el lanzamiento del Plan Frontera Sur.

La filtración de Breitbart Texas fue prácticamente la última cobertura de impacto relacionada con la migración en América Latina.

En tiempos, el hecho coincide con el aumento del flujo migratorio en Europa a mediados del 2014. Como antecedentes, los datos refieren un aumento de la presión migratoria en la Unión Europea en 2014 por el deterioro en los países de origen. Los flujos por Ceuta y Melilla suben un 208% respecto al año anterior; el incremento en Italia asciende al 823% en el último cuatrimestre. La mayoría de los inmigrantes viajan desde Libia a Italia y proceden de Siria y Eritrea. Se trata de la segunda cifra más alta de los últimos 7 años, sólo superada en 2011 durante la primavera árabe.

Para el 2015 la atención del tema está centrado en el corredor de África hacia Europa mientras que el de las Américas no figura en las noticias:

 Febrero, 2014: mil inmigrantes subsaharianos, rescatados cerca de Lampedusa

Abril, 2014: la marina italiana rescata a 4000 migrantes

Agosto, 2014: La mayor oleada de la historia

Agosto, 2014: El naufragio libio causa más de 250 muertos, según la guardia costera

Febrero, 2015: Unos 300 inmigrantes podrían haber muerto en el mar Mediterráneo

Abril, 2015: 700 inmigrantes desaparecidos tras hundirse su barco en aguas libias

Agosto, 2015: alrededor de 200 refugiados muertos en un naufragio frente a la costa libia

Para el 2015, en México ya se mide la efectividad del Plan Frontera Sur, sin embargo es débilmente cuestionado:

El Economista: México hace trabajo sucio de EU vs migrantes

La Jornada: Secuestradores, parte del plan Frontera Sur contra migrantes, denuncian ONG

Animal Político: Plan Frontera Sur: un año después, los robos a migrantes se disparan 81% en los estados del sur

 

En septiembre de ese año, el NYTimes publicó una nota que refiere violencia policiaca contra migrantes húngaros. Al terminar una galería de fotos, una pantalla marca el acceso a varios otros artículos sobre el tema de nuevo en Europa.

Con esa información como pretexto para iniciar una búsqueda en el archivo de ese sitio sobre migración y sus actores en las Américas, es hasta la página 30 que aparece una nota: Hillary Clinton dice que Estados Unidos debe encabezar los esfuerzos de ayuda a migrantes sirios (es decir, continúa la tendencia de abordar el problema al otro lado del mundo al tiempo que las manifestaciones en este continente permanecen ausentes).

En las primeras 35 páginas de búsqueda bajo el término “migrants” aparece sólo una información sobre Venezuela y el cierre de la frontera con Colombia; una más sobre Cuba y una mención secundaria a los derechos humanos en México.

Aunque la presencia de la migración hacia Europa había sido constante, el pico más alto para la opinión pública llegó con la muerte del niño Aylan el 2 de septiembre de 2015.

En el tablero geopolítico, la crisis de refugiados  dio al gobierno de Obama un nuevo pretexto para buscar la caída del presidente Bashar al Assad dentro de la guerra civil que inició en Siria en el 2011 (y que se remite a los esfuerzos de Estados Unidos por controlar la zona). Bajo esta mirada, también el ataque en París del 13 de noviembre de 2015 puso en relieve a los desplazados sirios. El hecho fue muy oportuno para la ecuación política aunque no desde la perspectiva humanitaria. Pareciera que la condición de los refugiados funcionó como catalizador para enfrentar al Estado Sirio.

***

Actualización 29 de octubre de 2016

Llegado el inicio de las hostilidades entre Rusia y Estados Unidos en Siria, la cobertura del tema migratorio África-España disminuyó notablemente, mientras mientras hubo un resurgimiento del corredor migratorio latinoamericano en las informaciones.

Con llamativos encabezados, las primeras reapariciones señalaron el tránsito de árabes por México y Latinoamérica. En el contexto del éxodo de refugiados sirios, las notas que se dieron a conocer parecieron una invitación al alarmismo y al prejuicio racial en este lado del mundo: El FBI custodia a 5 paquistaníes, 8 sirios y un afgano detenidos en la frontera de México y EU (20 de noviembre del 2015). De nuevo, Breitbart Texas fue el encargado de confirmar con un agente federal “altamente confiable” que trabaja para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que un grupo compuesto por 5 hombres paquistaníes y 1 hombre de Afganistán, habían sido capturados después de entrar ilegalmente por la porosa frontera entre Estados Unidos, en el sector Tucson de Arizona (también el 19 de noviembre de 2015: 6 sirios intentaron entrar a Honduras y Paraguay con pasaportes griegos falsos).

NOTA: actualización 25 de noviembre de 2016

El 5 de octubre de 2016, Vice dijo:

Mucho tiempo antes de que la candidatura presidencial del republicano Donald Trump fuera tomada en serio por otros medios, Breitbart ya tenía a Trump como su favorito, y el aprecio ha sido mutuo a tal grado que se han convertido en una alianza mediática.

Desde el 2012, Trump ha tuiteado su contenido 186 veces. Aunque parezca poco, eso significa que en casi dos centenas de veces el contenido pudo llegar a los casi 12 millones de seguidores que tiene el magnate en Twitter.

El 25 de noviembre de 2016, el sitio Clases de Periodismo publicó la nota Breitbart: así se financió el medio que impulsó candidatura de Donald Trump, en la que se lee:

Breitbart, el sitio que hizo abierta y decidida campaña por Donald Trump, estuvo al servicio del hoy presidente electo. The Washington Post revela que el jefe de estrategia de la Casa Blanca del presidente electo Donald Trump, Stephen K. Bannon, aceptó $ 376.000 por el pago de más de cuatro años para trabajar 30 horas a la semana en una pequeña organización benéfica exenta de impuestos a la par que también era el presidente ejecutivo del polémico medio.

Durante el mismo período de cuatro años, señala El Post, la organización benéfica pagó cerca de $ 1.3 millones en salarios a otros dos periodistas que dedicaron 40 horas a la semana allí mientras que también trabajan para la cadena de noticias políticamente conservadora, según los documentos disponibles públicamente presentados ante el área de impuestos.

Breitbart “se alzó con el cuarto lugar entre los más seguidos por internautas la noche de las elecciones, de acuerdo con el grupo de análisis NewsWhip”.

El ex vocero de Breitbart Kurt Bardella, que renunció hace algunos meses, dijo al diario The New York Times que con Bannon en la Casa Blanca, el portal sería  “lo más parecido a una empresa de noticias estatal”.

 

 

Share: