Entrevista a David Vera

"Hay algo de fetiche en tener fotos de gente que ni sabe que las tienes".

David Vera, estudiante del noveno semestre de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Sonora, obtuvo el primer lugar de la 8 Bienal de Artes Visuales de Sonora con su trabajo “Rechazados”, en el que hace una crítica al sistema educativo que somete a evaluación la asignación de becas y estímulos económicos para continuar  con los estudios de nivel superior.

La instalación se compone de una serie de fotos en tamaño credencial, blanco y negro y color, que él extrajo de expedientes auténticos de estudiantes universitarios que concursaban por una beca.

Admito que una vez realizada la entrevista, conocer la obra tiene otra dimensión porque al eliminar la ficción, el espectador además de observar "perfiles socio-económicos" de los rechazados tiene evidencia de personas reales a las que podría encontrar en la calle. El proceso con el que Vera obtuvo las fotos también entra en juego para empezar porque muy posiblemente es ilegal, sin embargo con ello el producto se vuelve más divertido.

“El desarrollo en fotografía lo obtuve en talleres por fuera, en colectivos. Empecé estudiando en Casa de la Cultura en Nogales con Óscar Monroy y bueno aquí en Hermosillo dentro de la carrera. Estoy especializándome en el área de Comunicación y Cultura, ahí ves un poco de historia del arte y estudios más que nada semióticos  y también cinematográficos o visuales.  Además de los talleres que he tomado con Alejandro Cartagena, Gerardo Montiel hace poco; estando de intercambio en Argentina tomé otros talleres  con fotógrafos locales”.

¿Cuánto tiempo has estado en la fotografía?

Tenía una sección en un periódico de Nogales en el 2007 pero desde un año antes empecé con la cámara, después ya me integré a talleres de la Casa de la Cultura; estuve sólo 6 meses con el periódico porque tenía que seguir mis estudios de preparatoria.

Tienes una formación muy variada, como autodidacta y esta experiencia en prensa, luego en la universidad y ahora la Bienal de Artes ¿Qué parte de la fotografía te interesa?

Mi carrera es muy complementaria, comunicación lleva a muchas cosas.  Parte de la bienal es que me gusta mucho la fotografía documental, ahí participé con fotografías que tomé de archivos y pude crear la instalación; me llamó la atención que eran fotografías de desecho y que pude realizar algo con ellas.

Es parte de un registro documental, de lo que se puede hacer con fotografías que originalmente eran para algo y  luego fueron desechadas.

¿Cómo fue el desarrollo del proyecto? ¿En qué momento te cruzas con el archivo?

Yo hago parte de  mi servicio social en la universidad, en el área donde estoy había archivos de documentación confidencial que iban al desecho y yo me apropié de ellos, los rescaté y bueno ya haciendo una recopilación de unas 400 fotografías me dediqué a seleccionarlas, algunas estabas dañadas con grapas encima. Primero no sabía cómo acomodar todo el proyecto,  qué quería hacer.

Tenía una: eran rechazados de una beca nacional. Como estudiante también me topé con problemas como éste que se convoca a una beca y la oferta no cubre la demanda y te ves descalificado, en este caso rechazado. Primero las separé por sexo, hombres y mujeres, quería generar algo estético a la vista y lo que vi más viable después (porque  igual hay fotos en blanco y negro, fotos más grandes que otras, la mayoría son infantiles, algunas 10 son tamaño pasaporte digamos) fue la cromatización. Antes las tenía clasificadas hasta por facciones, tipo de cabello, tipo de corte, después vi que había mujeres con arracadas, etc. Era una mezcla tal de fotos que dije lo que creo que me va funcionar  es la cromatización.

Las fotos son del 2011  y este año empecé a trabajar con el proyecto. Básicamente era una crítica a ese sistema del programa de becas en el que estamos los estudiantes. Hay muchos estudiantes que tienen dificultad para estudiar y trabajar  e igual buscan oportunidades en becas que no los cubren o no cumplen con los requisitos y bueno, yo me encariñé con las fotografías, es algo romántico porque eran rechazados de una convocatoria y de ahí me dio por crear el proyecto.

¿Cuánto tiempo invertiste en la producción? 

Me robé las fotos, bueno me apropié de las fotografías hace un año. Tenía otros proyectos que estaba realizando y lo dejé en pausa, guardé las fotografías. En abril de este año abrí el paquete y empecé a clasificarlas, ya era un año y medio que lo había tenido guardado.

Está curioso  desde el punto de vista de la evidencia, le diste uso a un archivo real de  fotos de personas desconocidas…

Cuando lo empecé a trabajar veía fotos de gente que he visto en la universidad, amigos también y quería verificar si eran rechazados. Yo les preguntaba ¿Participaste? ¿Mandaste solicitud a la beca? Era rectificar que fueran archivos de rechazados y así me fui enterando de gente que ni me esperaba que estaba en las fotos y corroboraba lo que estaba evidenciando. En el proyecto notas que no es una ficción, sí era gente que había solicitado la beca y fue rechazada

¿Hay alguna historia en particular que conozcas y te llame la atención?

Hay varias historias que sí me llaman la atención. Hay una por un lado, que es un compañero que tiene dificultades para estudiar y trabajar, que sí requiere la beca pero hay otras historias de personas que conozco fueron rechazadas porque realmente no necesitan la beca;  hay gente que aplica sin necesidad y se ve que ocultan información en su solicitud. Es un contraste, puede ser tanto una crítica al Estado, a la educación  y a la sociedad misma que juega este rol de la beca para obtener el beneficio económico.

¿No te sientes voyerista?

Sí, de hecho te puedo decir que hay fotos que guardé para mí pero es algo que tiendo a hacer.  El tener fotografías de gente desconocida y no sé, todavía dedicarme a seleccionarlas y clasificarlas, es algo muy bizarro. Colecciono tickets de compra, realmente digamos que soy un voyerista “pepenador”,  me dedico a buscar cosas que son basura en un sentido pero también va la crítica al consumo  porque igual es otra cara ¿Cuántas son fotografías de desecho no sólo en este caso? Es papel desperdiciado que va a la basura y lo puedes ver en laboratorios de fotografía, es mucha la que se tira pero tanto en la función que tenía la foto y por otro lado (que no se explica en el proyecto pero lo muestro) en la forma de hacer evidente esta forma de consumo, de utilización, etc.

Me acuerdo cuando acumulaba los textos de la primaria…

Sí, exacto. Tengo mis boletos de todos los viajes que he hecho de Nogales a Hermosillo durante 4 años de mi licenciatura,  no sé  todavía qué voy hacer con eso pero es para darme como una idea de cuánto he gastado, cuántas veces he viajado, igual te vas a reír pero hasta me pongo a clasificar las veces que me he sentado en el asiento número 16 o en ventanilla entonces es una forma también de reusar todos esos papeles o desperdicios que generamos en la vida cotidiana.

¿Has pensado en un reúso para las fotos que decides guardar en tus archivos? ¿En particular qué sientes al guardar una cantidad de cosas?

Sí pienso en las fotos que no entraron en la sección de la instalación, sí hay algo; ahí las tengo guardadas y tal vez pueda surgir algo con ellas. No son muchas son unas 60 o más.

Lo que me genera apropiarme no sé, algo que te pueda describir o que te pueda decir…la acción, en primera al momento de recuperarlas sentí la adrenalina de hurtar y apropiarme.  También hay algo de fetiche, de tener fotos de gente que ni sabe que las tienes, que piensa que están todavía archivadas. Sí pienso en lo que pensará alguien que vaya y se encuentre en la exposición y se pregunte por qué está ahí, eso me gustaría verlo. No me guío por el qué dirán  pero sí espero que alguien se pregunte o se vea.

Ese podría ser el siguiente proyecto, un seguimiento a la imagen y entrevistar a las personas…

Sí, la forma de crear siempre está en lo que me da el día a día, esto lo hice con el momento que tuve y no es algo con lo que estaba trabajando antes, tenía otros proyectos en proceso que los terminé para poder dedicarle y realmente no tenía nada que ver con lo anterior.  Sí da aunque no es algo en lo que me estoy enfocando.

¿No te siente Dios en este mismo asunto voyerista de estar viendo las fotos de esta gente, barajeando las historias?

No me siento Dios. Sí sentía un poder sobre la apropiación de las fotos pero no me causaba ningún sentido de engrandecimiento, sí algo de “poder” por tenerlas.

Desde el punto de vista documental es una actividad interesante recuperar el  archivo  porque hay una cantidad de materiales flotando que tienden a desaparecer. Desde el punto de vista del documento ¿Qué opinas de tu trabajo?

El trabajo sí tenía un objetivo de reflexión crítica hacia la situación del estudiante y todo el sistema de becas. Sobre el documento hay tanto que se pudiera recuperar, igual con la fotografía. Más que nada en el sentido digamos antropológico,  cómo recuperar fotografía y encontrarle una trama.

También estoy trabajando en esto por partes de mi carrera, cómo recuperar negativos de eventos sociales para la documentación y analizar cómo se ha transformado la producción fotográfica desde unas décadas atrás, cómo se han transformado las tomas, si  realmente existe un cambio o los ritos permanecen igual.

Te lo voy aclarar desde la perspectiva de la sociología. Bourdieu  dice que toda fotografía es una construcción social, el montaje de la foto está especificado porque la sociedad te pide que sea así. Por ejemplo en la fotografía de una boda está el novio y la novia  y a un lado los padres porque eso ya es un mecanismo, es un rito, un hábito generado dentro del grupo social, pero también tiene un trasfondo de cultura, cómo le da valor la sociedad a la foto, cómo ir al evento y estar en la fotografía es que estuviste y eres reconocido socialmente, estar en una fotografía es tener una representación social.

Desde este entendimiento que tienes de la fotografía como documento pero además como una conceptualización ¿Cómo entiendes la fotografía documental tradicional?

Bueno para mí tiene un gran valor la documentación fotográfica pero también siento que al ver una exposición vemos las mismas fotografías, entonces juega un papel importante el darle un giro a la foto documental y eso es lo interesante, que hay quienes lo dan, el acto social desde una perspectiva personal.

¿Cómo ves tu desarrollo desde que llegaste a la universidad y ahora?

Pues uno aprende en la práctica pero me ha servido mucho más la formación académica, eso es lo que desarrolla otras formas de ver las cosas, muchas miradas. No lo he medido pero noto que no hago lo que hacía cinco años atrás. Siempre me han interesado las artes visuales y aprendo viendo, eso también enriquece, no todo te lo da la universidad, tienes que salir a buscar más y ver que se está haciendo sin cerrarte.

Ahora se hace un trabajo dinámico, muy interesante ¿Qué piensas?

Te lo voy a decir desde un punto de vista alejado de lo técnico, me gusta aunque en mi visión particular podría explotarse mucho más, ser más atrevidos. Comparándolo con otros lugares, que tampoco son las grandes ciudades de las artes pero sí hay desarrollo, veo qué es mucho más atrevido. Igual tiene que ver toda la cuestión cultural de la sociedad, Sonora es muy conservadora y no se atreve a hacer lo que no aceptaría la  misma sociedad, veo también que lo que se está haciendo refleja nuestra realidad, vivimos el miedo, el narco, la situación económica, el sentimiento de coraje hacia el estado, las autoridades. De eso se trata también, de evidenciar ésto y lo notas en ellos, en los que están produciendo.

¿Desde el punto de vista de los lenguajes?

Hay mucha gente que está en contra pero esa forma de combinar los lenguajes me gusta porque acerca al espectador. Porque a veces el arte es para artistas y no es comprensible para el público, cuando se hace algo más dinámico entras a otro mercado de público interesado. No está mal hacerlo o tacharlo, siento que hay que aprovechar esos recursos.

La foto es una representación, si tendemos del concepto a la literalidad del medio ¿Cómo nos coloca eso como sociedad?

La sociedad ahora está muy ligada a estos medios, el homo videns, muy visuales, somos también muy flojos, queremos las cosas sencillas para captarlo en el momento sin tener que indagar más en lo interpretativo. Por eso es importante la creación para el mismo público, para la sociedad, entrelazar el sonido, el audio, esta forma del artista de hacer las cosas propositivas, si quiere dejar un mensaje, ser descubierto o si quiere ser entendido rápido.  Está en cada quien…

 Rechazados

 

Publicaciones relacionadas: