Gobierno de EPN pagó 576 mil pesos a Warner, empresa propietaria de TIME

Enrique Peña Nieto apareció recientemente en la portada de la revista Time representado como el "salvador" de México". Sin embargo, han surgido informes que sugieren que el presidente de México puede haber pagado a Time Warner Inc., la compañía matriz de la revista Time para aparecer en la portada. Un informe de la Dirección General del Gobierno de Estándares de Comunicación indica que el gobierno de Peña Nieto pagó a Time Warner casi 50,000 dólares en octubre de 2013.

El informe, titulado "Información relativa a la ejecución y programación de las Campañas y Comunicación Social del Gobierno Federal en el año fiscal 2013" muestra dos pagos realizados a Warner: uno por $480,000.43 pesos y el segundo por $96,000.35 pesos, para un total de $ 576,000 pesos (43,000 dólares). El informe no especifica para qué se utilizaron los fondos, sin embargo, dada la indignación que la portada de la revista ha desatado en México se dio lugar a la especulación del pago.

La portada de la revista ha causado un revuelo extraordinario en México mientras muchos creen que la idea de que éste "salve" México es de risa. De hecho, en noviembre del año pasado, Human Rights Watch escribió una carta abierta al Presidente "para expresar nuestra profunda decepción por su falta de progreso en abordar graves abusos contra los derechos humanos en México".  Mientras la delincuencia y los disturbios aumentan rápidamente en todo el país,  es tentador pensar que la cubierta del señor Peña Nieto vino de su bolsillo en lugar de sus logros.

Sin embargo hasta ahora permanece como la especulación: Warner figura entre docenas de otras publicaciones  y, en cualquier caso, es poco probable que una revista de prestigio estaría dispuesta a aceptar cincuenta mil dólares para poner en peligro su integridad. No obstante,  destaca una división en la sociedad entre la percepción pública internacional del presidente de México y los sentimientos de indignación de su pueblo.

Meme de Peña Nieto (2)

La traducción es nuestra. Para revisar la versión original del texto en inglés visite el sitio de Latin Times.