Gracias Margaret por la música

Pink Floyd – The Fletcher Memorial home (The Final Cut,  1983).

The Fletcher Memorial Home  fue interpretada en vivo por Roger Waters, por primera vez en 2006. La canción también aparece en la recopilación de Pink Floyd Echoes: The Best of Pink Floyd. Es la única canción de The Final Cut que fue incluida.

La canción habla de la frustración de Waters con los dirigentes del mundo desde la Segunda Guerra Mundial y los menciona  por su nombre: Ronald Reagan, Alexander Haig, Menachem Begin, Margaret Thatcher, Ian Paisley, Leonid Brezhnev , Joseph McCarthy y Richard Nixon, sugiriendo que estos "derrochadores de vida colonial y la integridad física" debían ser separados en una casa de retiro especialmente fundada.

En sus líneas finales, el narrador de la canción reúne a todos los "tiranos" dentro de la Fletcher Memorial Home e imagina la aplicación de "la solución final" para ellos. Esto enlaza con el tema general del álbum en su totalidad, que concluye con una canción que describe un Armagedón nuclear como el destino final de la humanidad. Esto va intercalado con canciones que critican profundamente la guerra de las Malvinas. Waters percibe el conflicto como un resumen de la traición a los soldados británicos que lucharon y murieron en la Segunda Guerra Mundial y que las vidas de soldados británicos y argentinos estaban siendo utilizados como instrumentos políticos, por ejemplo, con la decisión de Margaret Thatcher de ir a la guerra que fue diseñada para darle un impulso muy necesario a su popularidad.

El nombre Fletcher en el título de la canción es en recuerdo del padre de Roger Waters, Eric Fletcher Waters, quien murió durante la Segunda Guerra Mundial en Anzio como uno de los llamados "D-Day Dodgers".

Margaret-Thatcher.jpg_869080375

Letra:

Take all your overgrown infants away somewhere

And build them a home, a little place of their own.

The Fletcher Memorial
Home for Incurable Tyrants and Kings.
And they can appear to
themselves every day
On closed circuit T.V.
To make sure they’re still real.
It’s the only connection they feel.
“Ladies and gentlemen, please
welcome, Reagan and Haig,
Mr. Begin and friend, Mrs. Thatcher, and Paisly,
“Hello Maggie!”
Mr. Brezhnev and party.

The ghost of McCarthy,
The memories of Nixon.
“Good-bye!”
And now, adding color, a group of anonymous
latin-American Meat packing glitterati.

Did they expect us to treat
them with any respect?

Can polish their medals and sharpen their smiles,
And amuse themselves playing games
for awhile.
Boom boom, bang bang, lie down you’re dead.

Safe in the permanent gaze of a
cold glass eye With their favorite toys
They’ll be good girls and boys
In the Fletcher Memorial Home for colonial
Wasters of life and limb.
Is everyone in?
Are you having a nice time?
Now the final solution can be applied.

Publicaciones relacionadas: