Hay dos tipos de escritores: uno es el que cava la tierra en busca de la verdad. Está abajo en el hoyo echando la tierra hacia arriba. Pero encima de él hay otro hombre echando la tierra hacia abajo. Él también es periodista. Ente ambos siempre hay un duelo. La lucha de fuerza del tercer poder del Estado por el dominio que nunca acaba. Tienes periodistas que quieren informar y descubrir. Tienes otros que ejecutan los recados del poder y contribuyen a ocultar lo que realmente está ocurriendo.

- El periodista Lars Magnusson al detective Wallander en la novela «La falsa pista», de Henning Mankell.

Con autoría de Enrique Martínez-Salanova Sánchez, el sitio de la Universidad de Huelva ofrece una lista de películas relacionadas con el oficio del periodismo y sus historias. El amplio inventario cubre desde 1929 al 2013 e incluye a autores como Billy Wilder, Orson Welles, Alfred Hitchcock, Allan Pakula, Elia Kazan, Fritz Lang, Federico Fellini, Costa-Gavras y Sidney Pollack, entre otros.

Martínez-Salanova Sánchez es profesor, pedagogo, antropólogo, escritor y dibujante. Ha sido profesor de tecnología educativa, antropología de la educación, didáctica y comunicación e imagen en universidades iberoamericanas y españolas. El suyo es un muy buen compendio para aprender o revisar con calma, incluso para usarlo como material de difusión en ciclos de cine sobre historia del film, cultura, sociedad, etc.

La lista abre con “El reportero del diablo” (Wilder, 1929), y en el primer repaso que alcanza hasta la década de los 50, incluye lo mismo al “Ciudadano Kane” (Welles, 1940), que a “Sunset Boulevard” (Wilder, 1950).

Entre las producciones aparece “Los chicos de la prensa” (México, 1936), del director Ramón Peón (Cuba, 1897-1971). Con un nombre que destaca a la prensa desde su mismo título, ¿qué enfoque podría tener una cinta realizada en esos años? Por la época en que se produce, al menos hipotéticamente destaca una valoración temprana del periodismo en la producción de ideología del gobierno de ese periodo (Lázaro Cárdenas, nuestra referencia en México de un gobierno socialista) el cual asumió en algún porcentaje el patrocinio del cine para presentar en las pantallas a un país protagonista o testigo de los cambios propiciados por el nuevo régimen en la economía nacional. Dos cintas anteriores de Peón habían sido realizadas en forma de cooperativa con el apoyo del Banco de Crédito Popular (“¿Qué hago con la criatura?” y “Más allá de la muerte”, ambas de 1935).

En el apartado de la década de los 70 se anota "Superman" de Richard Donner. Los 80  no tienen pierde: Carlos Saura, Peter Weir y “El año que vivimos peligrosamente”, Fassbinder, Roland Joffé y “Los gritos del silencio”, “Salvador” y Oliver Stone, Woody Allen, Mike Nichols y el buenazo de James L. Brooks.

En los 90, la relación del cine con el periodismo da un giro de lo político hacia el panóptico, la vigilancia y los televisores. Entre “Asesinos por naturaleza” y “Truman Show”, destaca una muy buena “Todo por un sueño” (Gus van Sant, 1995). El papel de Nicole Kidman ilustra bien la polarización en el tratamiento que se hace del periodismo en  el cine: en el desenlace los personajes pueden ser considerados héroes por su profesionalismo o antagónicos por sensacionalistas y ambiciosos.

En esa década, los nombres de directores también son importantes porque son autores consolidados que comparten como rasgo común el hecho de mantener un estilo propio y/o independiente: Brian de Palma, Pedro Almodóvar, Carlos Saura (de nuevo), Tim Robbins, Terry Gilliam, Alejandro Almenábar y Robert Redford, entre otros. También cabe destacar que en esta década precisamente (y a propósito de la manipulación de los medios) el cine independiente fue absorbido por las grandes compañías y pasó de ser un auténtico circuito de producción y distribución en los márgenes, a un entrecomillado “cine alternativo” controlado desde adentro de la industria (Miramax comprada por Disney y Tarantino al frente de las listas, por ejemplo).

Ya en territorio cercano, del 2000 al 2013 aparecen títulos obligados. “Ciudad de Dios” de Fernando Meirelles (Brasil, 2002) y “Las flores de Harrison” (Francia, 2000). De Mick Jackson,  “Fuego sobre Bagdad” también resulta muy estimulante (la historia de la transmisión de CNN de los bombardeos a Bagdad en directo al mundo entero).

“Crónicas” (Sebastián Cordero, 2004) es un título a menudo ignorado pero definitivamente recomendada como una revisión del periodismo en su contexto, procedimientos éticos, relación del periodista con la fuente, implicaciones morales, etc. Además, con una historia y actuaciones sobresalientes, la trama de esta co-producción México-Ecuador, aborda el acercamiento entre un periodista latino (trabajando para una cadena estadounidense que realiza coberturas sensacionalistas en Latinoamérica) y un religioso preso que tiene información vinculada a un asesino serial y violador. Actúan John Leguizamo y Damián Alcázar.

Aunque la lista de Enrique Martínez-Salanova Sánchez llega hasta el 2013, anotamos por nuestra cuenta otras cintas: "La sombra del poder" (EUA, 2009) y "Matar al mensajero" (EUA, 2014). Una mención con énfasis para "Nightcrawler" (Dan Gilroy, 2014), oscura película sobre un fotógrafo nocturno de nota roja que hace todo tipo de trampas para agarrar la foto.

Una nota final: si alguien te dice que "Bang Bang Club" es una buena película sobre fotógrafos, hazle favor y comparte esta lista con él o ella (luego aléjate discretamente).

1. Blow-up, Michelangelo Antonioni.

2. Crónicas, Sebastián Cordero.

3. La Dolce Vita, Federico Fellini.

Liga a la publicación en el sitio de la UHU.

Publicaciones relacionadas:

,

One Response to "¿Héroes o villanos? Cine y periodismo 1929-2014"

  • ¿Héroes o villanos? Cine y period...
    07/05/2015 - 14:26

    […] Con autoría de Enrique Martínez-Salanova Sánchez, el sitio de la Universidad de Huelva ofrece una lista de películas relacionadas con el oficio del periodismo y sus historias. El amplio inventario cubre desde 1929 al 2013 e incluye a autores como Billy Wilder, Orson Welles, Alfred Hitchcock, Allan Pakula, Elia Kazan, Fritz Lang, Federico Fellini, Costa-Gavras y Sidney Pollack, entre otros.  […]