Jueces del World Press Photo discuten la emoción y el contenido de las imágenes ganadoras

Entre las escenas horribles de muerte y violencia que aparecen con fuerza en las imágenes ganadoras de este año, una se destacó como  símbolo de la esperanza, la foto de una mujer africana en una montaña de basura leyendo un libro.

Gemma Padley habló con los miembros del jurado para conocer qué imágenes resonaron fuertemente en ellos.

"La imagen que me emocionó especialmente fue la de una mujer que lee un libro, sentada en medio de la basura", dice  Anne Wilkes Tucker,  curadora de fotografía en el Museo de Bellas Artes de Houston y miembro del jurado del World Press Photo 2013."Es una hermosa imagen - tan llena de esperanza. Las noticias no son a menudo llenadas con  imágenes de esperanza".

La imagen titulada “En el basurero de Dandora” tomada por el fotógrafo independiente estadounidense Albert Miqueas, ganó el primer premio en la categoría  Temas de Actualidad (individual) en el concurso de este año. Muestra a una mujer que trabaja como recolectora de basura en Nairobi, Kenya, leyendo un libro que ha encontrado. La imagen representa un momento tranquilo de reflexión personal que destaca en una colección de imágenes a menudo terribles y desgarradoras.

Varios de los jueces en el concurso de este año comentaron sobre el impacto emocional y la condición humana en los rostros del conflicto y desastre, lo cual es evidente en las entradas, lo mismo que en la imagen ganadora “Entierro en Gaza”  del fotógrafo sueco Paul Hansen.

"Creemos firmemente que esta imagen tiene un impacto emocional y contenido fuerte", dice la curadora independiente Elisabeth Biondi, quien fue miembro del jurado de retratos especializados. "Fue muy bien realizada y nos tocó".

De la imagen ganadora el jurado Zheng Gu, profesor de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Fudan en Shanghai, añadió: "Representa el conflicto y  también la naturaleza humana en casos de desastre. Podemos sentir lo que la gente siente".

Para Wilkes Tucker, la complejidad de las emociones que se despliegan en es importante. "La imagen ganadora muestra a la vez la rabia y el dolor en los rostros de los hombres", dijo. "Aquí, las cuestiones en curso en Gaza, están incorporadas en una fotografía".

El conflicto en Gaza sigue siendo un tema sensible ¿Estuvieron conscientes los jueces de que podía haber una controversia alrededor de la imagen ganadora? "Si tratamos de adivinar lo que todo el mundo piensa (acerca de una imagen), daríamos vueltas en círculos", dijo Wilkes Tucker. "Tú no buscas polémica, pero en una imagen muy fuerte puedes esperarla".

Si bien los conflictos en Siria y Gaza fueron los principales temas de este año, las imágenes también tomaron una "mirada más amplia de la sociedad", comentó uno de los jueces, con historias de pandillas, drogas y personas que reciben tratamiento en los hospitales de todo el mundo, entre algunos de los temas más tratados.

Maika Elan. Phan Thi Thuy Vy Dang Thi Bich y Bay, quienes han estado juntas durante un año, ven la televisión para relajarse después de haber estudiado en la escuela. (World Press Photo 2012. Contemporary Issues, 1st prize stories).

Maika Elan.
Phan Thi Thuy Vy Dang Thi Bich y Bay, quienes han estado juntas durante un año, ven la televisión para relajarse después de haber estudiado en la escuela.
(World Press Photo 2012. Contemporary Issues, 1st prize stories).

 

¿Hubo alguna historia que no fue contada  tan ampliamente como se esperaba? "Esperaba más imágenes del huracán de arena pero como me recordó (el presidente del jurado) Santiago Lyon, el paso del huracán fue por la noche así que no era ideal en términos de fotografía!" dice Wilkes Tucker. "Para algunas de las historias más grandes del año, los fotógrafos no estuvieron necesariamente presentes. Los funerales de los niños muertos en la escuela Sandy Hook fueron privados, por ejemplo".

Mientras que el contenido era clave, no dictó qué  imagen iba a ganar. "No hemos elegido una imagen de un conflicto en particular porque sintiéramos que debía estar representada", dice Ghaith Abdul-Ahad, corresponsal especial en Irak de The Guardian que también fue parte del jurado de este año. "A ningún asunto se le da más importancia que a otro".

"En mi experiencia, los mejores fotoperiodistas crean con su mente y  corazón", dijo Wilkes Tucker. "Ellos aislan segmentos de una historia y se sitúan en un marco visual. Se trata de la identificación de un fotógrafo de la historia y la creación de una serie que te hace querer mirarla. El componente de la experiencia humana es lo que estábamos buscando en todos los ámbitos".

Esta noción de la imagen atrayendo al espectador para mirar plantea la pregunta acerca de la estética frente al contenido ¿Qué tan fuerte es la estética para atraer la atención de la gente? "No creo que sea necesariamente la palabra correcta", dice Abdul-Ahad. "Eliges una imagen porque es una imagen llamativa".

"En lo personal yo estaba buscando ver que la elección tomada era la apropiada para la historia que se cuenta, por ejemplo, el blanco y negro, el color o cómo fue enmarcada   la imagen", comentó Wilkes Tucker. "Tenemos que creer las imágenes que se publican y son etiquetados como noticia. En el mundo del arte ese no es el asunto”.

Otra imagen que se destacó para los jueces fue la foto de Elan Maika sobre una pareja homosexual en Hanoi, Vietnam, un país que históricamente ha sido poco acogedor para parejas del mismo sexo.

Los jueces se refirieron a la fuerza de esa imagen por  su temática. "Existe una ternura increíble y amor en esa imagen", comentó Abdul-Ahad. "Me parece injusto que tenga que haber sólo una imagen ganadora, pero una tiene que ser", añade. "Personalmente tengo un collage de 50 imágenes".

Gemma Padley, British Journal of Photography. 15 de febrero del 2013.

Publicaciones relacionadas:

, , ,