Manipulación de la imagen golpea al World Press Photo

20 por ciento de las imágenes en la penúltima ronda del World Press Photo 2015 fueron descalificados porque estaban manipuladas,   y la categoría Sports Stories estaba tan afectada que el jurado fue incapaz de otorgar un tercer premio, según Lars Boering, director de la organización. "No quiero decir que sólo en fotografía de deportes porque todas las categorías estaban afectadas" comenta. "Después de la penúltima ronda, luego de haber obtenido el primer y segundo lugar, ya no había nada. Todas las otras imágenes habían sido retiradas".

Golpeados por el escándalo de la manipulación de imágenes en los últimos años, World Press Photo ahora insiste en que los fotógrafos que llegan a la penúltima ronda de la competición, presenten sus archivos RAW y negativos. "Son revisados por un equipo de expertos que encuentran todo", dice Boering. "En este caso nos encontramos con una gran cantidad y fue muy decepcionante. Es una cuestión de confianza, sobre la ética básica del periodismo. Estas imágenes deben ser genuinas y reales; tenemos que ser capaces de confiar en las fotografías que ponen delante de nosotros. Por supuesto, todos sabemos que las fotografías nunca muestran lo que está pasando en su totalidad, que son siempre una interpretación, pero tenemos que saber que los fotógrafos están mostrando lo que ocurre en el mundo.

"En la penúltima ronda, todos los archivos RAW son solicitados y examinadas por un equipo de técnicos que presentan al jurado sus resultados", añade Michele McNally. "Algunos de estos hallazgos se consideraran un tipo de pos-procesamiento que el fotógrafo hace legítimamente, y le toca al jurado decidir si es permisible. Puede que no sea del gusto de jurado, pero puede ser el estándar de la industria.

"Y luego estaba el extremo - vimos manipulación real, una gran cantidad de fotógrafos que agrega o quita elementos de la imagen", añade. "Manipulación real, y es un asunto importante para observar. Fue notable ver cómo eran las cosas, en qué se convirtió y lo que fue eliminado. A veces se piensa que es algo pequeño o que ha sido un accidente, y luego te das cuenta: ‘No, aquí están tratando de engañarnos’. Es debilitante. Algunos de los miembros del jurado creyeron que estaban siendo tratados mal y estas personas intentaban engañarlos. Esos fotógrafos obtienen una carta del por qué están siendo descalificados con las pruebas y declaraciones del jurado".

"No sé cuántas [imágenes de deportes] fueron eliminadas, yo trabajé en el primer jurado, el que selecciona las imágenes que van al jurado final", añade Bob Martin, distinguido fotógrafo deportivo y miembro del jurado del World Press Photo. "Pero está claro que había un problema con la categoría, y sobre el tablero, montones de retoque - un muy buen retoque (que sólo puede ser detectado por expertos que utilizan los archivos RAW o negativos para la comparación). Descalificar esa gran cantidad de imágenes es terrible e inaceptable.

"Tenemos que unirnos como una comunidad editorial y decidir lo que es aceptable", continúa. "Mi opinión es que si se añade algo que no estaba allí, o se elimina algo, entonces es claro que eso no lo es. Pero si se aumenta el contraste, o la esquina se oscureció, o áreas se sobreexpusieron o  quemaron, ¿entonces qué? Solíamos hacer todo en el cuarto oscuro y ahora Photoshop es nuestro cuarto oscuro".

Martin descalificó cualquier sugerencia de que estas normas se aplican menos a las imágenes de deportes que a otros tipos de fotoperiodismo con el argumento de que estos deben permanecer como reportaje. Señaló que las fotografías de retrato son retocadas con regularidad en todos los ámbitos y agregó que "si se trata de un concurso de noticias, debemos tener los mismos estándares en todas las categorías".

Tomado del BJP, para leer la publicación original en inglés, siga esta liga.

 

En portada: Bao Tailing, Primer Lugar (individual) en la categoría de Deportes. Lionel Messi durante la final del Mundial de la FIFA 2014  en el estadio Maracaná de Río de Janeiro (Brasil), 13 de julio de 2014.

Publicaciones relacionadas:

, ,