Lo que muestra el expediente desclasificado de Ayotzinapa

El equipo de investigación del diario El Universal ha publicado una serie de notas  durante la última semana, basadas en los documentos de la averiguación previa del caso Ayotzinapa, que consta de 53 mil hojas más los anexos, en las cuales se consignan los avances de la investigación desde que inició la indagatoria por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en Guerrero.

La información fue solicitada el 24 de octubre de 2014  a través de la Ley de Transparencia, sin embargo la PGR negó su entrega y la clasificó como reservada por encontrarse en trámite. Ante la negativa, la reportera Zorayda Gallegos interpuso un recurso de revisión ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), quien lo admitió el 28 de noviembre de 2014. La resolución marca un precedente en materia de transparencia porque es la primera vez que una averiguación en curso y relacionada con violaciones a los derechos humanos se pone a disposición del público.

En los días transcurridos entre la última semana de septiembre y la primera de octubre, se han dado a conocer datos importantes que contradicen la versión oficial que el gobierno federal ha defendido en cada participación pública de las autoridades durante el último año en México y el extranjero.

De las notas publicadas por el equipo de El Universal, desprende que sí llovió la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014, que los forenses argentinos denunciaron la siembra de 41 casquillos en el basurero de Cocula, y que de acuerdo a declaraciones y los partes del ejército, los militares sí estuvieron enterados, presentes y fueron observadores a través del C-4 de las agresiones en contra de los 43 estudiantes.

Para tener una versión concentrada de la información, anotamos un resumen del trabajo realizado por Zorayda Gallegos y Silber Meza, en base a la revisión del expediente desclasificado.

Hubo lluvia "moderada" en Cocula: SMN (25 de septiembre, 2015)

La información señala que la Procuraduría General de la República (PGR) solicitó al Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que rindieran un “informe pormenorizado con carácter de urgente y confidencial respecto de las condiciones climatológicas registradas el pasado 26 y 27 de septiembre en los municipios de Iguala y Cocula”.

El 19 de noviembre de 2014, el coordinador general del SMN informó a la PGR que el 27 de septiembre se registró en Cocula una precipitación de intensidad “moderada”. El día anterior, la lluvia en ese mismo municipio fue de 9.9 milímetros (a partir de 10 se le considera “intensidad fuerte”).

El ex procurador Jesús Murillo Karam declaró el 7 de noviembre de 2014 que los normalistas fueron quemados al aire libre la madrugada del 27 de septiembre, en el basurero de Cocula.

Con $500 mil y un Mercedes quiso Abarca sobornar (25 de septiembre, 2015)

Iguala: cuatro normalistas son testigos protegidos (26 de septiembre, 2015)

“Escuché cuando gritaron: ‘dispárenle a esos perros’, y es cuando escuché unas ráfagas y nos tiramos al piso, ya que pasaban zumbando las balas y seguimos corriendo. Ya era puro monte y árboles con espinas, y una señora empezó a llorar diciendo que nos dejaran, porque no estábamos haciendo nada”.

Sembraron balas en Cocula acusan forenses (26 de septiembre, 2015)

En una carta del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) al entonces procurador Jesús Murillo Karam, reclaman que entre el 6 y el 15 de noviembre de 2014 las autoridades hayan dejado sin custodia el basurero de Cocula, donde supuestamente fueron incinerados los normalistas.

La misiva señala que en ese ese lapso 41 casquillos fueron colocados por alguna persona, todos juntos debajo de una piedra. En la misiva se expone que los casquillos fueron detectados por peritos de la PGR sin la presencia del EAAF.

 “El hecho de que 41 casquillos hayan sido hallados todos juntos, debajo de una piedra, deja en clara evidencia que los mismos no son producto de la disposición que debería darse al ser eyectados o extraídos de un arma de fuego que fuera disparada en el lugar, sino que fueron colocados por alguna persona en ese lugar”.

Los Abarca estaban bajo la lupa meses antes (30 de septiembre, 2015)

'Guerreros Unidos', acusados de desapariciones locales (30 de septiembre, 2015)

"Sáquenme de aquí, que me estoy muriendo" (1 de octubre, 2015)

Ejército monitoreó 15 horas a normalistas (1 de octubre, 2015)

La primera referencia quedó escrita con la leyenda “urgente”, dirigido a la 35 Zona Militar de Chilpancingo. Se relata que unos 40 estudiantes arribaron al kilómetro 127 a bordo de un autobús.

Para las 21:20 horas los ubican en la central de autobuses Estrella Blanca, donde tomaron una unidad de la empresa Futura, número 2513. A las 22:00 horas, un militar se comunicó con el coordinador operativo de la Policía Estatal. A las 22:15 horas, habló con el secretario de Seguridad Pública de Iguala. Aproximadamente a las 22:30 horas, policías vestidos de negro y encapuchados que en tres patrullas les dijeron a los estudiantes que se bajaran del autobús, y cinco minutos después los mismos policías trataron de bajarlos.

Queda asentado que el personal regresó al cuartel militar a las 5:55 horas del 27 de septiembre. Horas después, a las 10:25, se reportaba el hallazgo del cuerpo de un estudiante desollado en la colonia Industrial.

Gobierno local estuvo a cargo del C-4 en Iguala: coronel (3 de octubre, 2015)

Militares interrogados por la PGR declararon que el 26 y 27 de septiembre de 2014 un soldado y un cabo de infantería instalados en el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4) realizaron nueve llamadas al cuartel militar para informar del desplazamiento de los normalistas.

En otra declaración de un militar del 27 Batallón, se narra que entre las 19:30 horas del 26 de septiembre y las 10 o 12 horas del 27 de ese mes recibió nueve llamadas desde el C-4 con información de los normalistas.

La primera llamada alrededor de las 19:30 horas, informó que los estudiantes habían arribado a la ciudad. En la tercera llamada, entre las 21:30 y 22:00 horas, se comunica que la policía municipal y los normalistas tenían un enfrentamiento. A las 22:30 horas se notifica que el autobús con los estudiantes estaba rodeado de patrullas de la policía municipal.

“La novena llamada la recibí entre las 10:00 y las 12:00 horas del 27, en la cual el sargento, quien se encontraba en el C-4, me informó que en la colonia Industrial se encontraba el cuerpo de una persona”, concluyó.

El soldado que sacó fotos a los estudiantes (3 de octubre, 2015)

El 26 de septiembre, un militar que se desplazaba en un vehículo particular observó a sus superiores de las agresiones contra los normalistas por parte de la policía municipal.

“...Le reporté al teniente [nombre testado] lo que estaba sucediendo, y él me indicó: ‘quédate por ahí otro rato para ver qué se ve, pero no te arriesgues ni te acerques mucho’, por lo que me quedé en el lugar como una hora…

Tomó entre cuatro y cinco fotografías con su teléfono celular, y las imágenes se las dejó a su mando. Añadió que acudió al hospital Cristina y ahí tomó otras tres fotografías que también entregó a su mando.

 

Nota: El crédito de toda la información aquí vertida pertenece a Zorayda Gallegos y Silber Meza. En cada encabezado se encuentra la liga a la publicación original.

 

Actualización, octubre 13 (Animal Político)

Expediente Ayotzinapa: peritos falsos, cartuchos sembrados en Cocula y “graves fallas”

“Nos sorprendimos que en la sala donde nos reunimos uno de los peritos en entomología cargaba un arma tipo fusil ametralladora cruzada en el pecho y una segunda arma también tipo subfusil que colgaba en su hombro (…) esta persona dijo que compraría carne para poner trampas y atraer fauna nociva”, señala Doretti en el oficio.

El agente del Ministerio Público que estaba a cargo del equipo, continua Doretti, dijo que “no tenía conocimiento” del motivo de la presencia de las armas en la diligencia, misma respuesta que dieron por teléfono el titular de la SEIDO Ruiz Reynaud y la subprocuradura de Derechos Humanos Eliana García.

***

En reacción a la demanda pública de información, aquí se puede consultar el expediente del caso Ayotzinapa.

Publicaciones relacionadas: