Maggie Steber: narración visual, tecnología, ideas sólidas

 

La tecnología podría estar cambiando las cosas pero aun así todo es acerca de la historia y de las ideas sólidas. Kyla Woods (Blink) habla con Maggie Steber de lo que ve en las imágenes y sus creadores. Como editora, Steber habla directo y con claridad, ofrece algunos aspectos que funcionan como recomendaciones para fotógrafos que buscan definición u orientación en el desarrollo de proyectos personales.

Maggie Steber es fotógrafa documentalista. Ha trabajado en sesenta y cinco países. Sus reconocimientos incluyen la Medalla Leica de Excelencia, World Press Photo Foundation, Overseas Press Club, POY,  la Alicia Patterson Grant y Ernst Haas Grant y el apoyo de la Fundación Knight para el proyecto Nuevo Diario. Fue director de fotografía en The Miami Herald, supervisor de los proyectos ganadores del Pulitzer y jurado del mismo premio en el 2014.

“He creado varios proyectos a largo plazo; uno en Haití, donde sigo trabajando después de treinta años. Otro fue sobre mi madre que durante ocho años sufrió pérdida de memoria. Inicialmente esas imágenes se hicieron sólo para mí, sin embargo terminó por convertirse en un proyecto que hice público por lo que aprendí. No sólo acerca de cómo garantizar mejor atención a las personas sino también en términos de atestiguar el final de la vida de alguien que significa algo para ti”.

 

Maggie Steber editor de foto (6)

 

 

¿Puedo preguntarte sobre el encasillamiento? ¿Es una mentalidad que prevalece en la industria?

Hay muchos fotógrafos que se especializan en un género específico o lenguaje visual o sujeto y luego son conocidos por eso. Sin embargo, incluso si se especializan, podrían cambiar estilísticamente en el futuro.

Mientras tanto, hay gente como yo que les gusta hacer cosas diferentes. También he tenido la suerte de estar afiliado a National Geographic durante muchos años pero la gente piensa que eso es todo lo que hago.

Hay tal cantidad de talento, que los editores tienen que organizar a los fotógrafos en categorías porque a menudo deben encontrar a alguien para un trabajo en cinco minutos. Los editores también  tienden a mirar un cuerpo de trabajo, especialmente en las revisiones de portafolio y no son capaces de dar un paso fuera de su revista y ver el trabajo por lo que es. Esto no sirve al fotógrafo como revisión ya que es una crítica que viene desde un punto de vista estrecho.

Los editores de imagen, los héroes anónimos de esta industria, tienen la capacidad de hacer que los fotógrafos se vean muy bien o que se vean terribles. Combaten en nuestro nombre y a nombre de nuestras fotos y muchos no tienen idea qué tan dura puede ser esta batalla.

¿Cómo ha evolucionado la narración visual con los años?

Cuando estaba aprendiendo foto, me inspiré en Robert Frank y Eugene Smith. Hubo algunos fotógrafos de la revista LIFE que hicieron un gran trabajo, Bill Eppridge hizo una buena historia en Needle Park pero creo que tendían a tener una cierta mirada. Había también una especie de estilo que era muy clásico. No atendí esa escuela pero muchos fotógrafos que lo hicieron tenían ese hermoso estilo visual que duró mucho tiempo. La composición y estructura eran distintos y se podía ver por todas partes.

Un problema frecuente es que los fotógrafos siguen haciendo las mismas imágenes una y otra vez. Los problemas nunca cambian. Siempre habrá pobreza, guerra, hambre y abuso. Son temas que los fotógrafos se sienten obligados a capturar. Si seguimos tomando las mismas imágenes, los espectadores sentirán fatiga visual por lo similar del acercamiento y la presentación gráfica de la información. Los fotógrafos debemos  pensar cómo tener nuevos y diferentes tipos de imágenes que sigan contando la historia de manera íntima.

Ahora la fotografía se está moviendo hacia una mirada más contemporánea. Algunas imágenes son muy evidentes y no hay nada malo en ello; son genuinas, imágenes honestas. Pero si las hemos visto antes, prestamos menos atención. Algo que es bastante de hoy es cuando los fotógrafos cuentan historias personales sobre sus familias. Por ejemplo, el ensayo fotográfico de Diana Markosian “Inventando a mi Padre” y el trabajo de Jen Davis sobre su peso corporal.

 

¿Qué papel crees que la tecnología juega actualmente en la narración visual?

Ciertamente ha impactado en una forma buena y desafiante a la vez. El público se ha expandido exponencialmente y las tecnologías han visto a los medios interactivos convertirse en una herramienta de uso común. Como usuario, puedes tener una experiencia de inmersión y esto inspira a encontrar más información sobre diferentes temas. Pero debido al fácil acceso de las personas a los smartphones, o cámaras más baratas, todo el mundo se ha convertido en fotógrafo. Me encanta la democracia de esta idea pero hay un importante aspecto profesional del que muchos fotógrafos emergentes no están conscientes.

¿Crees que hay un grado de promoción o defensa en la narración visual convincente?

Sí. Sin embargo, Internet ha permitido llegar a un público más amplio y es por eso que parece ser abundante.

El Proyecto Everyday en Instagram es un gran ejemplo. Peter DiCampo, reportero gráfico y co-fundador de Everyday África, estaba cansado de ver la tragedia, el sufrimiento, la guerra y la enfermedad en África. Como resultado, creó una cuenta que muestra una imagen positiva de África en una plataforma con una gran audiencia. Las imágenes le dan forma a la manera en que pensamos en las personas y lugares y si sólo vemos imágenes oscuras, no vemos el cuadro completo.

Everyday Climate Change  también es otro ejemplo. La humanidad se encuentra en un punto en el que la defensa tiene que ser integrada en la narración.

¿Puedes hablar de los problemas que enfrentan los jóvenes profesionales?

Hay muchos fotógrafos que no entienden que el trabajo en esta profesión es a largo plazo. Es una industria que requiere ideas, energía, trabajo duro y creer en tus ideas porque a menudo nadie más lo hace.

Los jóvenes también necesitan tener disciplina para observar. Cuando empiezas a fotografiar, piensas en las cosas y cómo un gran tema se puede reducir a algo manejable. A veces podemos contar la historia de muchos a través de la historia de uno o se puede relacionar la historia de uno en la historia de muchos. La investigación es esencial – tienes que mirar a lo que hay sobre el tema para entender lo que se debe hacer de manera diferente. Esta industria es difícil y competitiva pero también te puede permitir llevar una vida extraordinaria.

Hay fotógrafos que han sido descubiertos y se convirtieron en estrellas,  sin embargo no están preparados para lo que sigue. De repente todo el mundo te quiere y te puedes quemar muy rápido. Lo he visto incluso en mi generación, donde la gente llega a abrumarse porque no supieron cómo decir no.

Eres juez para la Instagram/Getty Grant   ¿Puedo preguntar qué cualidades se busca en los participantes?

El tema está diseñado para echar luz a las comunidades con poca representación. Creo que todos los jueces están buscando esto. Al mismo tiempo, estoy en busca de historias, las mismas historias que hemos visto a lo largo de los años pero dicho de una manera nueva, tal vez con otro enfoque visual y filosófico o un punto de vista diferente. Espero que algunas personas piensen en los animales, también son comunidades que están sub-representadas.

El trabajo ni siquiera tiene que ser una historia. Podría ser un ensayo o un trabajo que puede estar fuera de este mundo pero da voz o saca a la luz a comunidades con poca representación.

 

 

 

  1. Un retrato de Madje, madre de Steber. De la serie Madje tiene Demencia’. 
  2. Madje tiene buenos y malos días. Ella atravesó etapas de rasguñarse, gritar, extravío, paranoia y comportamiento gentil, etapas que todas las víctimas de demencia sufren y tienen que pasar.
  3. Un pequeño gato duerme en el regazo de Madje Steber en su casa en Austin, Texas. Madje siempre amó a los gatos. A medida que su pérdida de memoria creció, ella dejó las puertas abiertas y los gatos podían entrar y quedarse en su casa, convirtiendo su hogar en un puerto seguro. Siempre me gustaron las manos de mi madre. Tenía los dedos largos y tocaba el violín. Ella era una científico.
  4. Madje Steber se sienta en su silla de ruedas durante la excursión por la tarde después de una lluvia de verano en Hollywood, Florida. Antes de volverse un charco de agua, casi sin reflexión, con unas hojas de palma en una palmera, que asemejan los espacios vacíos que ahora viven en su mente debido a la pérdida de memoria.
  5. Madje Steber disfruta un café por la mañana en su dormitorio en Midtown Manor donde reside en Hollywood, Florida.
  6. “Feliz cumpleaños Madje”. Madje Steber sonríe en la mañana del cumpleaños 86 en su habitación en Midtown Manor en Hollywood, Florida, 16 de agosto 2006. Madje sufre demencia y entra y sale de la pérdida de memoria.

Maggie Steber fotografió a su madre a través del proceso de pérdida de memoria. De la serie ‘Madje tiene demencia’. Sitio oficial: Maggie Steber.

 Portada: Duelo en el funeral de su madre, en el cementerio nacional en Puerto Príncipe, Haití. 1987 © Maggie Steber.

Kyla Woods trabaja como escritor independiente con sede en Nueva York, especializada en temas de actualidad, fotografía y diseño. Originaria de Melbourne, Australia, Kyla ha contribuido con artículos destacados en Long Cours, Le Figaro, Le Point, Gatopardo, This is the What y Foam Magazine. Kyla también ha aparecido en la revista francesa Jalouse. Desde 2013, Kyla escribe regularmente para Musée Magazine, una revista digital dedicada a mostrar el trabajo de fotógrafos emergentes internacionales; Peril Magazine, revista en línea que se centra en temas de artes australianos asiáticos, y ha trabajado en el Centro Documental Bronx. También participó en el Photobook Melbourne Festival 2015.

Nota: la traducción es nuestra, para consultar el texto original en su versión en inglés visite Blink y Vantage.

 
 

De Alfredo Jiménez Mota a Rubén Espinosa:
Crimen y omisión organizada contra la prensa

 

Publicaciones relacionadas:

, ,