Fotodocumental: la memoria se construye cuando se entrelazan pequeñas historias

A fines del mes de noviembre, durante cinco días y con la participación de fotógrafos de diferentes países, la casa productora VS Foto llevó a cabo la 4ta edición del  Encuentro FOTODOCUMENTAL 2013 con sede en Quito, Ecuador. Durante una semana, diferentes espacios fueron ocupados para dialogar, intercambiar, ver y hacer fotografía. 

La agencia de noticias Pressenza-Ecuador conversó brevemente con Natalia Botero, fotodocumentalista colombiana y Alonso Castillo, fotoperiodista mexicano.  Compartimos con nuestros lectores estas conversaciones como contribuciones desde la fotografía para reflexionar la labor de la imagen en la construcción de memoria y ciudadanía.

Al final de este texto se incluye la liga a la publicación original. También se pueden consultar las entrevistas completas en video.

Natalia Botero: “La cámara me ha facilitado poner una posición política frente a la situación de mi país y de los derechos humanos”

P: ¿Cómo describes lo que haces?

NB: Trato de narrar a partir de la fotografía,  las historias de las víctimas del conflicto en Colombia y busco hacerlo no sólo desde mi mirada sino, especialmente, desde el relato del otro, en diálogo con ese otro que ha sufrido el dolor. Lo que yo hago es interpretar, aproximarme a esa realidad. Mis imágenes no son la última verdad. Lo que yo hago es darle la voz a la víctimas. De allí parte la construcción.

Comienzas a construir memoria desde el otro, desde lo que ese otro siente, piensa, evoca, construye. La memoria se construye a partir de pequeñas historias que se van entrelazando hasta llegar a una memoria colectiva. La memoria colectiva, entonces, parte de la intimidad de una persona que, al ser compartida con otros, empieza a construir esa memoria colectiva.

P: ¿Por qué la memoria es importante?

NB: Porque deja huella, es un testimonio. La memoria deja evidencia y su construcción permite hacer cierta catarsis, sacar a la luz hechos y personas de tu vida que ahora están ausentes y cuya ausencia sientes y duele. Hechos y personas que necesitas “memorar”. La memoria se construye a partir de la ausencia: tú no “memoras” lo que está a tu lado sino lo que se fue. La memoria te permite no olvidar, tener presente, calmar el espíritu. En Colombia esto es  muy importante porque hay mucho dolor.

P: ¿En qué sentido lo que tu haces puede ser un aporte a una paz posible en Colombia?

NB: Creo que mi trabajo contribuye  a entender los procesos, de dónde venimos, hacia dónde vamos. En la medida en que podamos entender esos procesos y la gente se acerque al dolor del otro, podemos avanzar.

En Colombia hay al menos dos mundos:  el de las víctimas y el de quienes ni se enteran de qué sucede. Si logramos que esos dos mundos dialoguen, podemos pensar en construir una paz, no desde una mesa de diálogo, sino desde el diálogo de distintas narrativas y perspectivas.

Alonso Castillo: “Hablamos de personas”

Alonso Castillo, interesado en el periodismo social, realiza cobertura del tema migratorio desde hace diez años.

P: ¿Cómo describes lo que haces?

AC: Cubro las diferentes etapas del fenómeno migratorio desde el tiempo del mayor flujo hasta hoy, atravesando por la implementación de políticas de control de Estados Unidos hacia México, la evolución de las rutas y en la última etapa,  lo que toca a la violencia organizada dentro del flujo migratorio. Me he ocupado de caracterizar, a través de mi trabajo fotoperiodístico,  esas diferentes etapas en el estado de Sonora.

P: ¿Qué sentido tiene el trabajo que haces?

AC: El primero es el registro, la elaboración de documentos visuales, para contribuir a la memoria  futura. El otro es contribuir a la visualizacIón del problema y dentro de éste, de las historias humanas, las historias personales, el impacto que acarrean todos los movimientos migratorios. Y también, las condiciones culturales, económicas, sociales, que produce la migración.

P: ¿En qué sentido este trabajo puede contribuir a otro modo de ver la realidad, a una transformación de la realidad de los migrantes y de las comunidades por las que pasan?

AC: A mí  me interesa visualizar, lograr que a través de la imagen la sociedad pueda ver e interiorizar lo que la migración implica. Que podamos voltear a ver la migración como historias humanas y que tal vez los diferentes sectores de la sociedad participen en la solución de estos problemas.

Me interesa contribuir a volvernos conscientes de que hablamos de personas y tratar de aportar, a establecer frenos, líneas de trabajo que puedan bloquear las condiciones inhumanas en las que se realiza el tránsito a través del país.

El migrante,  desde la ilegalidad,  transita por las zonas más oscuras del país, por las rutas clandestinas, al margen de las ciudades, y se ve expuesto a esa misma oscuridad, literal y figurada. El secuestro, la extorsión, la explotación, desde lo más cotidiano hasta los niveles en los que el crimen organizado está aprovechando esta situación en contra del migrante.

En la medida en que todos participemos y se reconozca al migrante y sus historias, podríamos contribuir a ofrecer soluciones concretas y reales, desde los derechos humanos.

Entrevistas por Nelsy Lizarazo (Pressenza, agencia de noticias de Paz y No-violencia).

Video: VS Foto.

Publicaciones relacionadas:

,