Por manipulación de fotos, World Press Photo lanza su primer código de ética

El certamen World Press Photo 2016 se llevará a cabo con nuevas reglas, directrices y procedimientos, anunciaron hoy los organizadores en Amsterdam. Los cambios incluyen un nuevo código de ética respaldado por normas más específicas contra la manipulación de la foto así como otros cambios.

El nuevo código de ética refleja los esfuerzos de la Fundación World Press Photo para tener transparencia, llevadas a cabo a raíz del escándalo de manipulación que el último año llevó a la descalificación del 20 por ciento de las entradas de la ronda final y la revocación del premio al primer lugar en la categoría Temas Contemporáneos.

"Queremos que el público tenga confianza en la exactitud de las fotografías que ganan  y se muestran en nuestra exposición, por lo que por primera vez, el concurso cuenta con un código de ética que establece lo que esperamos de los participantes", dijo  Lars Boering en una declaración preparada.

Las inscripciones para el concurso World Press Photo 2016 se reciben hasta el 13 de enero de 2016, hora de Europa Central.

El nuevo código de ética pide a los fotógrafos no dirigir eventos y evitar ser engañados al fotografiar eventos organizadas por otros; no hacer cambios "materiales" en el contenido de las imágenes; proporcionar información precisa; editar las historias en forma precisa y justa; y ser abiertos y transparentes acerca de cómo se hicieron las fotos que entran al concurso World Press Photo.

En apoyo al código, las nuevas reglas definen la manipulación ilegal como "puesta en escena o eventos representados" y "agregar o eliminar el contenido de la imagen".

Por ejemplo, World Press Photo dice que no es aceptable eliminar las marcas físicas en el cuerpo, los objetos pequeños en las imágenes, reflejos de luz, sombras u objetos extraños de una imagen no pueden ser eliminados. También es inaceptable añadir elementos clonando, resaltando o pintando los detalles del objeto.

Los recortes para eliminar detalles extraños y reducir el polvo del sensor o arañazos en las exploraciones de negativos están permitido dicen las normas para 2016. También se señala que el "procesado por sí mismo" no constituye manipulación. En concreto, "se permiten ajustes de color de la conversión a escala de grises que no alteran el contenido".

No se permite hacer cambios en el color que "den lugar a cambios significativos en la tonalidad, tales como provocar que los colores procesados ​​difieran de los colores originales". Se impide a los participantes realizar cambios en "densidad, contraste, color, niveles o saturación, que alteren el contenido al oscurecer o eliminar fondos, objetos o personas en el fondo de una imagen".

Esas nuevas normas sustituyen a la regla contra la manipulación de 2009 que era más general y dejó mucho a la interpretación y juicio de los participantes del concurso. "El contenido de una imagen no debe ser alterado. Sólo es permitido el retoque que se ajusta al aceptado en la actualidad por los estándares de la industria".

Para ayudar a explicar las nuevas reglas, World Press Photo anuncia que publicará videos hoy en su página web con ejemplos del procesamiento de fotografías que están permitidos, así como videos que muestran ejemplos de color de la imagen y alteraciones de contenido que no están permitidos.

World Press Photo añade que va a hacer cumplir las normas al exigir a todos los participantes que llegan a las rondas finales, que presenten las imágenes originales de la cámara para comparar con las imágenes de entrada. La organización ha contratado a dos analistas forenses independientes para revisar la manipulación ilegal en las inscripciones. También está instituyendo nuevas reglas para requerir información más completa en las anotaciones de los datos.

Los títulos deben ser escritos en inglés, y "deben ser precisos y responder a las preguntas básicas del buen periodismo", de acuerdo a las nuevas reglas. La primera frase de cada título de la imagen debe describir qué es lo que está pasando en la foto, dónde (ciudad, región o estado y país) se tomó la foto y cuándo. La segunda frase debe dar contexto a la noticia o describir por qué la foto es significativa. La última frase "debe explicar las circunstancias en que se tomó una fotografía" incluyendo si el fotógrafo "influyó en la escena en cualquier forma, o dio instrucciones al sujeto", en caso de que la fotografía sea un retrato.

Las nuevas normas que rigen los subtítulos y la manipulación abordan directamente la controversia del año pasado que rodea al proyecto "El corazón oscuro de Europa" del fotógrafo Giovanni Troilo. Troilo obtuvo el primer premio en la categoría Temas Contemporáneos pero el premio le fue revocado después de que surgieron preguntas en las redes sociales acerca de si había puesto en escena algunas de las fotos, sobre todo una imagen que muestra una pareja teniendo sexo en un auto estacionado. Uno de los sujetos resultó ser primo del fotógrafo y Troilo explicó después que había colocado una linterna en el coche con el consentimiento de los sujetos para ayudarse a iluminar la imagen.

Troilo argumentó con éxito que la foto no fue una puesta en escena porque su fotografía representa algo que los sujetos hacen normalmente. El premio fue finalmente revocado en razón de que él proporcionó información de inexacta en el subtítulo ya que no todas las imágenes de la serie se hicieron donde se había anotado.

El nuevo código de ética y las reglas del concurso estarán disponibles en el sitio web de World Press Photo.

World Press Photo código de ética , Paul Hansen, World Press Photo of the Year 2012.

Paul Hansen, World Press Photo of the Year 2012.

 

Texto de David Walker, tomado de PDN. La traducción es nuestra, revise aquí la publicación original en inglés.

Relacionado:

Código de ética para periodistas visuales

Código de ética para periodistas

 

Publicaciones relacionadas:

, ,