Reserva de la Biósfera El Pinacate y Desierto de Altar, nominada como Patrimonio Mundial

Reserva de la Biósfera es nominada por la UNESCO.

El gobierno mexicano logró la nominación para incluir la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco se reunirá del 16 al 27 de junio en Camboya, para examinar las candidaturas y determinar cuáles quedarán inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial.

La belleza natural del área combina con el hecho de que sus primeros habitantes se remontan aproximadamente a unos 20,000 años atrás. Restos geológicos de Mamut, caballos Cámelid, flechas de la Cultura Clovis fueron encontrados en Caborca, uno de los municipios contiguos, lo que relaciona el área con los primeros pobladores de América así como con su desaparición debido al impacto de una roca espacial que originó una era glacial, de acuerdo a ciertas hipótesis.

¿Un hecho curioso? Por la orografía del lugar y su parecido con marte, los astronautas de la misión Apolo fueron enviados por la NASA a este sitio para entrenar durante la década de los setenta. Cuando las teorías del complot y la carrera espacial entre Estados Unidos y la desaparecida URSS cuestionan la llegada del hombre a la luna, es en El Pinacate donde la leyenda dice que se realizó la producción de las escenas lunares.

¿Qué es la Reserva de la Biósfera?

La Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, es considerada una de las regiones prioritarias de México porque se encuentra dentro del Desierto Sonorense, un desierto con un origen climático tropical–subtropical y un patrón de lluvias que permite una gran riqueza biológica.

De los cuatro desiertos de Norteamérica, el Sonorense contiene la mayor diversidad. Éste cubre además del territorio perteneciente a Sonora, una porción de Baja California y Baja California Sur en México, así como Arizona y California en Estados Unidos. Debido a su variación climática y ambiental es posible encontrar más especies de plantas y animales que en los desiertos Chihuahuense, Great Basin y Mojave. Debido a su gran biodiversidad es que hay más áreas protegidas en el Desierto Sonorense que en cualquier otro desierto del mundo (Cornett, 1997).

El Pinacate y Gran Desierto de Altar, es un lugar de belleza desolada, criaturas inusuales, plantas únicas y características geológicas notables. Es el campo activo de dunas más grande de Norteamérica. En el área se encuentra un espectacular escudo volcánico donde existen flujos de lava y cráteres impresionantes. Por otro lado, las tinajas, raras acumulaciones naturales de agua, se abren en el lecho de roca firme de los arroyos de campos de lava, abasteciendo de agua a la vida silvestre. Aunque se piensa que el desierto es un lugar carente de vida, los oscuros flujos de lava de El Pinacate, contrastantes con las dunas pálidas del Gran Desierto de Altar, crean una multitud de hábitats con una enorme biodiversidad.

En el área se pueden encontrar más de 540 especies de plantas vasculares, 40 especies de mamíferos, 200 de aves, 40 de reptiles, además de encontrar también anfibios y peces de agua dulce. Existen especies endémicas, amenazadas y en peligro de extinción como el berrendo de Sonora, el borrego cimarrón, el monstruo de Gila y la tortuga de desierto.

[sz-vimeo url="http://vimeo.com/55016996" /]

 Aparentemente desolado, El Pinacate y Gran Desierto de Altar es un vasto acervo de vestigios arqueológicos que se remontan a más de 20,000 años atrás; es un sitio cultural importante para los Tohono O’odham quienes consideran que el origen de su creación se dio en el Pico Pinacate y donde aún realizan ceremonias sagradas.

Sus primeros habitantes son conocidos como pueblo San Dieguito, eran cazadores y recolectores que vivían de la tierra trasladándose desde la montaña hasta el mar del Golfo de California en busca de comida. Las primeras etapas de ocupación parecen haber terminado al principio del seco periodo glacial alrededor de 20 mil años atrás, cuando la sequía forzó a la población a abandonar la sierra.

Los colonizadores del Pinacate y Gran Desierto de Altar son conocidos como los areneños, gente de arena, del desierto o Hia C’ed O’odham. Al igual que el antiguo pueblo San Dieguito, los Pinacateños recorrieron la sierra llegando hasta el mar buscando comida y concentrando sus campamentos cerca de las tinajas. Durante estos viajes, dejaron rastro de su presencia, prueba de esto son la red de senderos que van de tinaja en tinaja, así como las herramientas de piedra y restos de cerámica encontrada alrededor de estas fuentes de agua.

La Sierra del Pinacate reviste características de alto interés por su conformación abrupta, producto de frecuentes erupciones volcánicas que acumularon lavas en rocas compactas, arenas y cenizas volcánicas, rocas ígneas en las que la intemperización ha producido coloraciones de especial belleza y cráteres como El Elegante, Cerro Colorado, MacDougal y Sykes.

La palabra española mexicana pinacate proviene de la palabra náhuatl para el escarabajo endémico del desierto, pinacatl.

Los volcanes han hecho erupción esporádicamente desde hace aproximadamente 4 millones de años. La actividad más reciente fue hace aproximadamente 11 000 años. A partir de 1965 hasta 1970, la NASA envió a sus astronautas aquí para entrenarse para futuras excursiones lunares dada las semejanzas del terreno con la superficie lunar.

La principal vía de comunicación es la carretera federal núm. 2, que une las poblaciones de Sonoyta y San Luis Río Colorado y se prolonga hasta el oeste de Mexicali y Tijuana, hacia el este de Caborca y Santana; y la carretera federal número 8 de Puerto Peñasco a Sonoyta que sirve en su mayor parte como límite de la reserva.

El 29 de marzo de 1979 se decretó como zona protectora forestal y refugio faunístico.

El 10 de junio de 1993 fue decretada reserva de la biosfera. En el mismo año ingresó a la red mundial del programa MAB de la UNESCO.

El interés geológico y cultural de El Pinacate es muy especial y valioso, por estar constituido en esencia por mantos de lava, extremadamente resistentes a la erosión, que no han sido alterados y por lo tanto el registro arqueológico no ha sido perturbado.

Sitio oficial del video Desert Dreams: Celebrating five seasons in the Sonoran Desert:

http://www.wildhorizons.com/wp/media/desertdreams/list/

Instituto Nacional de Ecología:

http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones/libros/2/pinacate.html