“Soy agricultor”: El Chapo Guzmán

“Soy agricultor”: El Chapo Guzmán. Así surgió la frase que después de 20 años todavía es utilizada como referencia al narcotraficante más buscado del mundo.

DE MI EXPERIENCIA PERIODÍSTICA. Por Gisela Arriaga

Una fresca mañana del mes de mayo de 1993, siendo yo una joven corresponsal en la Ciudad de México, recibí una llamada a mi celular para que me presentara a la brevedad en “Los Pinos”; el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo” Guzmán, había sido detenido en Guatemala y sería mostrado ante los medios en Almoloya de Juárez.

Varios camiones nos esperaban en Los Pinos. Decenas de comunicadores nacionales y extranjeros, reporteros, fotógrafos y camarógrafos, fuimos traslados al penal de alta seguridad en el estado de México. El trayecto que duró alrededor de 40 minutos, ni se sintió, era tal la expectación, la adrenalina, que cuando menos pensamos ya estábamos frente a una de las fortalezas más imponentes en todo el país.

Pasar por varias puertas de seguridad del penal, observar los monitores presentes en lugares estratégicos, atravesar pasillos laberínticos, estar frente a guardias vestidos de negro con sus rostros impenetrables que revisaban nuestras pertenencias, resultó una experiencia difícil del olvidar.

De pronto, llegamos a una gran explanada, arriba de un templete tenían a “El Chapo” enfundado con una chamarra de color arena, parte del uniforme reglamentario del penal. Su cabello perfectamente recortado y ya sin bigote. Lucía sereno, tranquilo. No dejaba ver emoción alguna. A un lado suyo, una joven mujer que fue capturada junto con él.

Era difícil tener una comunicación con él, pero yo dije, tener a uno de los narcotraficantes más buscados y no hacerle ninguna pregunta es un desperdicio, así que, me armé de valor, y grité: -Chapo, ¿a qué te dedicas?

Los demás reporteros me vieron de una manera muy peculiar, y en sus rostros pude leer un gesto como diciendo “a quién se le ocurre”.

Para mi sorpresa, el Chapo, que permanecía inmutable frente al enjambre de medios, totalmente cubierto por una suave llovizna que caía sin cesar sobre su rostro y ropa, me contestó: “Soy agricultor”. Los representantes de los medios al escuchar su respuesta quedaron asombrados. Entonces, ya envalentonada me atreví de nuevo: -¿Y qué siembras?- A lo que respondió: “Maíz y frijol”.

Al día siguiente, cuál sería mi sorpresa que las ocho columnas de varios diarios de circulación nacional, entre ellos La Jornada, llevaron como titular: “Soy agricultor”: El Chapo Guzmán. “Siembro maíz y frijol”.

La enseñanza que me dejó esta experiencia es que la labor de un reportero es preguntar, y que debemos tener siempre la valentía de enfrentar nuestros miedos, porque al vencerlos, podríamos encontrar la respuesta que andamos buscando.

“Soy agricultor” El Chapo Guzmán

Gisela Arriaga es conferencista y capacitadora en temas de imagen pública y liderazgo. Revise aquí su perfil.

 

Relacionado: Atentamente, El Chapo (Nexos)

Publicaciones relacionadas:

, ,