Varados en el bordo, Lisbeth Chávez (Tijuana, BC) – El bordo es el lugar desierto, a donde van los migrantes desamparados, los varados, los vagabundos, los solos. Ires y venires envuelven este majestuoso lugar en la dualidad esperanza- desesperanza, con el sueño latente de volver a casa.

Ismael Bravo, alias “el tonaya” lleva seis meses en Tijuana desde su deportación, en su intento por recuperar los 30 años de su vida en Estados Unidos lo han deportado cuatro veces. Hoy, limpia carros por la mañana en la garita de San Ysidro y expresa con tristeza “el bordo es un lugar que te consume, es como un imán, un lugar de gente buena, con el demonio dentro”.

Alrededor de 400 personas deportadas ingresan a México por la frontera de Tijuana, se estiman 100 mil repatriaciones al año. Hoy en día, “el bordo” es el lugar más cercano a Estados Unidos, en donde los anhelos y la esperanza no mueren, pero los recuerdos se desdibujan tras las drogas, el alcohol o las enfermedades causadas por vivir en zonas insalubres.

Limpiar carros, pedir limosna, reciclar plástico, leer por las tardes en grupos, hacer fogatas y ver las estrellas, son las actividades de los “varados” de esta frontera, algunos, llevan 15 años, otros un par de días.

Es evidente que la vida en el bordo, es una consecuencia del desempleo en México y las políticas de migración de Estados Unidos. Ahora, historias conmovedoras de hombres y mujeres que dejan casas, trabajos e hijos, se queda en el anhelo del regreso y se pierden en el anonimato que les ha dejado ser mexicanos repatriados, que dominan el inglés y han olvidado el español.

Los peligros en el bordo son hoy más un “tabú” que una realidad y largo es el viaje de quienes esperan, quienes buscan llegar y no llegan, quienes cautelosos observan la vida paralela; larga es la espera y estrecha es la línea que consume sueños y arrebata vidas.

Yo, soy hija de padres migrantes, migrantes varados en esta ciudad, habitante de esta frontera y he querido plasmar en mis imágenes la cotidianidad de quienes han sido capturados por la magia “del bordo”, quienes viven y habitan en la tierra.

Lisbeth Chávez, Varados en el bordo.

 

2

 

3

 

4

 

5

 

6

 

7

 

8

 

9

 

10

 
 

Publicaciones relacionadas:

, ,