El movimiento Everyday inició cuando el fotógrafo Peter DiCampo y el escritor Austin Merrill lanzaron Everyday África en el 2012. Su objetivo era actuar contra los estereotipos de la guerra y la pobreza que llenan los medios convencionales de África. Comenzaron con un espacio en Tumblr en el que compartían imágenes de escenas cotidianas realizadas con teléfonos celulares. En unos meses atrajeron modesta atención hasta que los fundadores abrieron una cuenta de Instagram, transformando todos los procesos de publicación y distribución del proyecto.

Hoy en día la cuenta tiene más de 135,000 seguidores y ha dado lugar a réplicas en Asia, América Latina, EUA, Irán, Egipto, el Bronx, etcétera, donde los fotógrafos están trabajando para disipar los estereotipos que han llegado a definir esos lugares.

DiCampo cree que tienen la responsabilidad de establecer mejores prácticas en una industria que ha sido afectada por la democratización y la popularidad de los teléfonos celulares pero que ha fallado en su mayor parte.

En la producción de Everyday La Frontera colaboran  Julia Astrid Enríquez, Ernesto Peimberth, Eliseo Gaxiola, Alejandro Gutiérrez y Alonso Castillo. Una parte de la intención es mostrar las regiones que componen esta esquina del país; otra, intrínseca y necesaria, es reivindicar sus espacios cotidianos y a sus habitantes como manera de empoderar al ciudadano y la identidad fronteriza.